27 agosto, 2008

acerca de la importancia de los bienes materiales, o... trastos

Me cuesta mucho hacer que mi madre entienda que me gustan mis cosas...me gusta entrar en mi cuarto y tener por en medio mis tres guitarras, mi pie de micro, mi monociclo... Pero a ella le parecen trastos...

Tengo que cambiar un poco de tercio para intentar explicarme bien...

Cuando ella se enfada porque tengo la ropa por medio, yo la cuelgo en el armario, sí señor, el armario es el lugar donde deben estar las ropas (señores,señoras, aplíquense el cuento, salgan del armario)....los armarios no son un trasto...

Entonces, aquí es cuando llega la figura de "El galán", galán entendido como (Trasto) elemento que sirve para colocar la ropa (y el armario?) y que las personas de cierta edad colocan en su habitación (siempre de matrimonio).

Mi madre tiene un galán (en realidad es de mi padre) que llena siempre de ropa y amontona...hasta que le da vergüenza (supongo) y la cuelga en el armario...

Ahora bien, si la ropa no debe estar ahí, sino que debe colgarse en el armario cuando uno se la quita según su ética de la ropa en el armario... ¿por qué tiene ese trasto en la habitación?. ¿por qué lo usa para colgar la ropa?,¿la ropa no debe ir a lavar o al armario?, si no lo usa...¿por qué lo conserva?, ¿por qué no lo lleva al trastero con el resto de los trastos?

Porque es suyo, y porque le da la gana.

Supongo, no le doy otra explicación.

Cuando tenemos algo en la habitación, que no tiene ningún uso (no es el caso de mi monociclo, pero sí es el caso de un cono de obra con mi foto que tengo en el cuarto), supongo que lo tenemos porque es nuestro, alguien nos lo ha regalado, es especial, nos gusta, es decorativo...o simplemente porqe nos sale de los cojones tenerlo ahi.

Ahora bien, según mi madre, mi monociclo es un trasto y debo guardarlo en el trastero porque ocupa demasiado espacio y le molesta para abrir una ventana (que yo tengo convenientemente cerrada, en Mi cuarto)... y el cono lleva un año y medio ahí puesto, y ni siquiera se ha fijado...

En fin, los trastos, al trastero
No me tires los trastos
No tengo ninguna gracia
M., lo siento, no doy para más, espero que te sirva.




pd: mañana día z, y además 28, cuánta fabulosidad.
pd2:necesito lost en vena, por culpa del señor serendipia...

2 comentarios:

María dijo...

Trastos, trastos...
¿Y quién decide si son trastos o no?
:P

Mañana dia Z? Cuéntanoslo, amiga A!!!

***Por cierto, si algún día piensas tirar tu sudadera de Nightwish porque pienses que es un trasto o ya no te las vas a poner... PIENSA EN MÍ!!!!
****Por cierto, tampoco tires el pañuelo rojo que te quedaste, sí, sí, ese que era míOh!!! :P
JAJAJAJA.

mUUUUA!

María dijo...

Este comentario no tiene nada que ver con la entrada.
Tiene que ver con tu nick, estoy en no conectada porque rápidamente me voy.
Yo te recuerdo bien. Eres esa chica que me miraba mal en el insti, con la que conseguí hablar en un centenario del Quijote, la que me asaltó en un pasillo para pedirme mi dirección de correo, la que tenía una letra azul celeste en el msn, la que me escribía notas que alguien me daba, la que me hizo una canción, la que me esperaba en la hora del recreo debajo de un árbol como una duendecilla, etc, etc

Esto es del pasado, pero lo bueno nunca cambia y si lo hace es para mejor.
Besos, guapi!